Relojes Panerai

Relojes Panerai

La marca de relojes Panerai cuenta ya con 150 años en el mundo de la relojería, un nombre que siempre ha resonado en las tiendas, por combinar la elegancia del estilo italiano con la sofistificación de la relojería suiza.

Catálogo de relojes Panerai

Dicen que si se busca un reloj que sea elegante, lujoso y con un diseño exclusivo, hay que buscar un reloj Panerai.

Su colección de relojes para hombre destaca por presentar modelos de corte clásico, basados en épocas pasadas. Su colección más famosa son sus relojes inspirados en la década de los 50, con correas de piel de cocodrilo, caucho o cuero, garantizando así su resistencia, y unas esferas fabricadas en titanio. Cuentan también con modelos de esferas fabricadas con oro blanco o amarillo, para quien prefiera modelos mucho más lujosos.

La marca lucha en especial por la presentación de relojes Panerai unisex. Sin embargo, su colección de relojes para mujer es algo única y especial. La clase y la calidad de los productos italianos están bien representados en cada modelo de la colección. Unos relojes ideales para acudir a grandes fiestas, con el logotipo de la marca grabado en el bisel de la esfera y la parte trasera de la esfera, para demostrar su autenticidad. Un reloj puntual, que nunca se atrasa ni se adelanta. Llevándolo en la muñeca resultará imposible presentar excusa alguna para llegar tarde a un compromiso.

Sus diferentes modelos de relojes permiten al comprador decidir si prefiere un reloj automático, a pesar de su apariencia de corte clásica, o desea tener en sus manos un reloj de cuerda manual como antiguamente se utilizaban. Y para los grandes amantes de modelos únicos, ofrecen una colección de relojes Panerai de bolsillo para sentirse como un nombre del siglo XIX. Son cómodos y ligeros, apenas notándose cuando se llevan.

Todos sus relojes han sido fabricados con las mejores materias primas, haciéndolos muy resistentes a los golpes y pudiendo sumergirlos, sin preocupaciones, hasta los 100 metros de profundidad. Y aunque haga años que el reloj se tenga guardado en su caja, esperando a usarlo para un día especial, las agujas seguirán girando por mucho tiempo que pase.